Óleo sobre tabla realizado por el pintor catalán Antoni Mas i Fondevila. Llegó al taller con alteración del barniz en forma de manchas, y se realizó una actuación estética para que esta perturbación dejara de ser evidente.